San Jerónimo de Surco, tierra de las cataratas limeñas