Chanchamayo y La Merced: selva de cataratas y frutales